miércoles, 12 de agosto de 2009

V Encuentro de la Jurisdicción Constitucional en Barrancabermeja

Constitución de 1991: Colombia a la altura de sus requerimientos, revolución de conceptos sociales


En instalaciones del Club Infantas de Barrancabermeja se dio inicio al V Encuentro de la Jurisdicción Constitucional: en procura del orden que propicie la convivencia pacífica, evento que cuenta con la participación de diferentes instancias incidentes en la vida constitucional de Colombia.

Entre los miembros de la mesa principal se encontraron el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, el gobernador de Santander, Horacio Serpa Uribe, el ex presidente de la República, César Gaviria Trujillo, el ex vicepresidente, Humberto de la Calle Lombana, Alejandro Ordóñez Maldonado, procurador general de la Nación, Antonio Navarro Wolf, constituyente de 1991, Enrique Gómez Hurtado, en representación de su hermano Álvaro Gómez Hurtado, constituyente de 1991, Nilson Pinilla Pinilla, presidente de la Corte Constitucional, Wólmar Pérez Ortiz, defensor del pueblo, y Carlos Alberto Contreras, alcalde de Barrancabermeja.

A propósito del evento, el gobernador del Departamento expresó su gratitud al desarrollar este importante encuentro en territorio santandereano, y específicamente en Barrancabermeja, municipio con un pasado marcado por la violencia. Asimismo, Serpa Uribe manifestó en su discurso:
LEER MAS >


___________________________________________


Quebrantamiento Constitucional

Intervención del exConstituyente HORACIO SERPA URIBE en la inauguración del V Encuentro de la Jurisdicción Constitucional, en Barrancabermeja. Agosto 11 de 2009.

Señoras y señores :
Este es un espacio para pensar el país. Lo ameritan la convocatoria, los concurrentes, el lugar y el momento. Han transcurrido 18 años desde cuando se expidió la Constitución Nacional y pareciera a la luz de los acontecimientos que para poco sirvió el esfuerzo. Es, por lo menos, lo que aseguran algunos, aduciendo que si la Constituyente fue elegida para que encontrara el camino de la convivencia y de la legalidad, nunca como en estos últimos lustros se quebrantó tanto la norma, ni se generó tan grande desasosiego, ni se asesinó tal número de compatriotas, ni se les desconocieron tantos derechos, ni fueron desatendidos sus requerimientos sociales de manera tan abrumadora.

Mirada la situación con ese criterio elemental la conclusión resulta válida: se elaboraron unas normas con el argumento de lograr la paz, seguimos en conflicto, luego no sirvió para nada tener una nueva Constitución.
Para no equivocarnos ni en el raciocinio, ni en la conclusión, lo mejor es que hagamos el examen por partes.
En primer término, ¡de dónde veníamos! Las vivencias colombianas durante la vigencia de la Constitución de 1.886 no pudieron ser más traumáticas.
Guerra civil en 1.895.... LEER MAS >

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Oil and Gold Price

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...