sábado, 3 de julio de 2010

Secretaría de Salud socializa el documento ¿Cómo detectar a un joven que consume drogas?


Desaparición de objetos: Es común que en la casa de un joven que comienza a usar drogas se desaparezcan objetos. En ocasiones inventan que los asaltaron y les robaron los zapatos, u objetos de valor. Esto en parte es lógico, considerando que las drogas no son gratuitas y que producen tolerancia, o sea que van necesitando de dosis cada vez más altas para lograr el mismo efecto.
Al consumir cocaína las pupilas se dilatan, hay congestión nasal, sudoración de manos y elevación de la temperatura.

Al consumir marihuana se enrojecen los ojos, pero los jóvenes usan descongestionantes oftálmicos por lo que el frecuente uso de estos elementos puede ser motivo de alerta.
Alteraciones en el apetito, peso corporal o sueño:

Cocaína y anfetaminas disminuyen el apetito y quitan el sueño.
La marihuana incrementa el apetito y puede producir insomnio.
El consumo excesivo de bebidas alcohólicas, además de su olor característico, produce aumento de peso por el gran aporte calórico que contiene el alcohol.
-
Si su hijo ya consume drogas:
- No se desespere ni paralice. Demuéstrele que está dispuesto a asumir el problema.
- No le oculte su malestar ni su sentimiento de frustración. Avísele que buscará ayuda.
- No oculte la realidad al resto de la familia.
- Anímese a “quitar la careta”.
- No busque culpables dentro ni fuera de la familia, no sirve de nada.
- No trate a su hijo como a un "enfermo".
- Establezca límites con él acerca de por qué consume.
- Ahora se trata de hacer, no de discutir.
- No se victimice ni culpabilice. Por el contrario muéstrese decidido a enfrentar el problema.
- Busque ayuda especializada.
--
Fuente: Mónika María Leal Abril
Jefe de Prensa y Comunicaciones
GOBERNACIÓN DE SANTANDER

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Oil and Gold Price

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...